Chatear ahora Chatear ahora
viaje a medida

Lima, Arequipa, Cusco y Lago Titicaca: 11 días

Paisajes singulares de Lima

desde 1794€ por persona
Vuelos incluidos
Alojamiento incluido
Desayuno incluidos
Visitas guiadas
Circuitos
Almuerzo incluidos
Entradas incluidas
Seguro de viaje
viaje a medida Paisajes singulares de Lima desde 1794€ Chatea ahora con un biduzzer Chatea ahora con un biduzzer

Conozca las ciudades llenas de historia, como Lima, Arequipa, Puno, Pisac o Cusco. Atravesando paisajes espectaculares, como es el singular lago Titicaca y sus peculiares islas artificiales. El apreciado y productivo Valle Sagrado. Incluyendo también y especialmente la visita a los impresionantes centros arqueológicos, llenos de misterio y leyendas, que salpican todo el país, siendo la ciudad perdida de Machu Picchu su máximo exponente.

¡Reserva ahora tu plaza con Biduzz!

Galería de imágenes

Itinerario simplificado

Día 1: España - Lima
A la hora indicada, presentación en el aeropuerto de origen, para salir en vuelo de línea regular, con destino Perú. Llegada al aeropuerto internacional de Lima. Trámites de llegada y aduaneros. Asistencia por parte de nuestro personal receptivo, quien le facilitará información y consejos para el desarrollo del programa. Traslado al hotel, distribución de las habitaciones y alojamiento.

Día 2: Lima
Día entero a disposición para recorrer esta ciudad, disfrutar de su gastronomía, visitar alguno de sus interesantes museos y pasear por las principales calles para conocer un poco de la capital del país. Fundada por Francisco Pizarro bajo el nombre de Ciudad de Los Reyes, su ubicación fue obligada por estratégica, ya que se precisaba de una ciudad con salida al mar. El asentamiento de Lima, relegó en segundo lugar a la ciudad de Cuzco, la que había sido la capital del poderoso imperio Inca. La nueva capital se erigió, en mitad del árido desierto costero en un valle irrigado por las obras de ingeniería de sus antiguos pobladores. Por su puerto, el Callao, salía la plata de Potosí y otros minerales, a la vez era puerto de entrada para los productos que venían de Europa, para ser distribuidos por las tierras de Sudamérica. En el siglo XVII la capital vivía una etapa de gran esplendor, alterado por algunos ataques piratas. Desde el Parque del Amor en Miraflores, se disfruta de una espectacular vista sobre el Océano Pacífico. Los restos arqueológicos de Huaca Pucllana, originalmente compuesto por un grupo de pirámides, constituían el antiguo centro ceremonial. San Isidro es el centro residencial y financiero de la ciudad, y donde se encuentra la Huaca Huallamarca, lo que fue un santuario o templo religioso pre-inca. La Plaza de Armas, es centro de la ciudad colonial, donde se concentran los principales edificios como el Palacio de Gobierno y el Palacio Municipal y la Catedral, que si bien este es un edificio bastante austero, en su fachada puede observarse el detalle de estilo renacentista con adornos platerescos, en su interior son visibles también distintos estilos, desde el gótico tardío, el renacentista hasta el barroco y plateresco y el Convento de Santo Domingo, cuyos pasillos fueron transitados por San Martin de Porres y Santa Rosa de Lima, en el siglo XVII.

Día 3: Lima - Arequipa
Traslado al aeropuerto para salir con el vuelo destino Arequipa. Llegada, asistencia y traslado al hotel. Día libre para recorrer la hermosa "Ciudad Blanca", situada a una altitud de 2300 m sobre el nivel del mar, en un entorno resguardado por tres grandes volcanes, Arequipa es un lugar que ha visto el paso de distintas culturas desde hace miles de años, comenzando por la cultura Huari, los Incas, para ser posteriormente asentamiento de una población colonial, si bien en esta época era una ciudad de sencillas construcciones, con edificios de adobe y techumbres de paja. La falta de resistencia de estas edificaciones, frente a los terremotos, obligó a sus pobladores a una construcción más solida, utilizando las piedras volcánicas blancas de la zona. Poco a poco la ciudad fue cambiando de color, por lo que se la conoce como La Ciudad Blanca. Sus calles siguen conservando gran parte de de los edificios coloniales del siglo XVII y XVIII, su época de esplendor, ya que en aquella época era paso obligado del mineral transportado desde las minas de Potosí hasta la costa. El hermoso barrio colonial de San Lázaro, es el barrio más antiguo que tuvo la ciudad, en pleno centro histórico, considerado hoy Patrimonio Cultural de la Humanidad, que atrae al paseo por sus pintorescas calles, adornadas de geranios para llegar al mirador de Carmen Alto, que brinda un bello paisaje desde donde se pueden observar las terrazas incas, obras de adaptación de los terrenos para aprovechar al máximo las adversidades orográficas, transformando las laderas de la montaña en campos de cultivo. Desde aquí también se pueden contemplar los tres volcanes tutelares que rodean la ciudad: Misti, Chachani y Pichu-Picchu. El distrito colonial de Yanahuara, situado en el área metropolitana de la ciudad, es un barrio tradicional de la ciudad, que cuenta en su parte histórica, con angostas calles adoquinadas y antiguas casonas, siendo a la vez uno de los distritos más modernos del país, famoso por su iglesia, construida con un estilo andaluz y mestizo, con una bella arquitectura con una fachada barroca y un interior rodeado de arcos de sillar. Además cuenta con una ubicación estratégica, con un excelente mirador desde donde se contemplan todos los paisajes del barrio de Yanahuara. El Monasterio de Santa Catalina, es un impresionante convento de clausura, un autentico laberinto de edificios de color de teja y azul pastel, dispuestos a lo largo de varias calles con callejuelas, plazas y jardines, recordando en cierta medida, los barrios antiguos de Sevilla o Granada. Sin olvidar la Plaza de Armas, una de las más grandes del país, que luce los arcos elaborados en granito y de estilo neo renacentista que la rodean. Aquí se puede apreciar la Catedral, en gran parte reconstruida, ya que el antiguo edificio original fue destruido en varias ocasiones por movimientos sísmicos y devastado por un incendio. La Iglesia de la Compañía de Jesús, fundada en el siglo XVII por los Jesuitas, ha resistido mejor que otros edificios los diferentes terremotos que han afectado la ciudad, esta es una de las más bellas iglesias del país, en la que destacan los claustros y su fachada, sobresalientes por su rica ornamentación, así como sus retablos, recubiertos de pan de oro, que se encuentran en el interior, sin olvidar tampoco la famosa Cúpula de San Ignacio.

Día 4: Arequipa - Puno
Traslado a la estación de bus, para salir con destino a la ciudad de Puno, puerto lacustre situado a orillas del lago Titicaca, el lago navegable más alto del mundo, míticamente, considerado como el origen de las grandes civilizaciones prehispánicas. La belleza de la ciudad es una mezcla de las típicas construcciones andinas, con iglesias y casonas coloniales, ubicado en las faldas de un cerro y a orillas del lago. Cerca de la ciudad, se encuentran también interesantes complejos arqueológicos de distintas culturas preincaicas, así como otras ciudades coloniales que albergan joyas arquitectónicas de aquella época. Puno es considerada también la capital folclórica del país por la riqueza de sus expresiones artísticas y culturales a través de sus danzas y vestidos. Asistencia a la llegada y alojamiento en Puno.

Día 5: Puno - Lago Titicaca - Puno
Desayuno y salida para dedicar este día a conocer el lago Titicaca, este gran mar interior de aguas dulces e intensamente azules, que recibe el aporte de una veintena de ríos. Como tal mar presenta las típicas mareas, para amanecer con una superficie completamente lisa y romper a media tarde con olas que mecen las típicas balsas. Existen alrededor de 40 islas construidas a base de totora (planta acuática) constituyendo un importante archipiélago flotante, habitadas por varias familias. Este es también un lugar mítico y legendario, ligado al origen de los Incas. La navegación comienza con la visita a comunidad de los Uros, donde se visitaran dos de sus islas para apreciar la singular belleza de este lugar, así como para conocer la cultura y modo de vida de sus habitantes de origen milenario, un pueblo ancestral que habita desde antaño sobre sus artificiales islas, manteniendo sus costumbres y ritos sin grandes cambios tras el transcurso del tiempos. En la actualidad, practican antiguas tradiciones, con mayor influencia Aymara. La pesca, la caza y la recolección de huevos son el modo básico de subsistencia de los Uros, complementando su economía con la actividad artesanal. Finalizada la visita, regreso a Puno. Tarde libre para descansar o visitar alguno de los atractivos de esta ciudad, recorrer sus calles, con miradores al lago, restaurantes y tiendas de artesanía, o para conocer algunos de los otros interesantes lugares que se encuentran en sus alrededores.

Día 6: Puno - Cusco
Desayuno en el hotel. Por la mañana, salida en autobús turístico hacia la ciudad de Cusco, situado a unos 390 Km. Una ruta en la que se aprecia un bello paisaje, en el que se encuentran también lugares de marcado interés. Durante este camino se efectuaran diversas paradas para visitar y conocer los atractivos de esta interesante ruta. La primera parada se efectuará en el Museo de Sitio de Pucará. Este es el más antiguo centro ceremonial del altiplano, de procedencia Tiahuanaco, caracterizado por una serie de plataformas escalonadas. En su museo se exhiben vestigios de la cultura Pukara, recuperados en el lugar, y que comprende monolitos, estelas y esculturas zoomorfas, así como cerámicas de diversas formas y tamaños, como vasijas, huacos, platos y tinajas, en buen estado de conservación. No debe desaprovecharse la oportunidad para conseguir uno de los clásicos toritos de la localidad. Las siguientes paradas serán para el almuerzo (incluido) y para disfrutar de las hermosas vistas en La Raya, el límite natural entre Puno y Cusco, siendo a la vez el punto intermedio de la ruta, el más alto del camino, ubicado a 4335 m. sobre el nivel del mar y desde donde se pueden apreciar los variados tipo de camélidos andinos, como son las llamas, alpacas o guanacos, en su hábitat natural. Continuación hacia Racchi, un asentamiento arqueológico incaico, conocido también como el Templo del Dios Wiracocha. El complejo se compone de distintas áreas, cada una de ellas destinadas a una función. Un centro en el que destacan los enormes muros y pasajes del recinto. Siguiendo con la ruta, antes de finalizar con la llegada a Cusco, se visitará la hermosa capilla de Andahuaylillas, a la que se la conoce como la Capilla Sixtina de América, por los murales de su interior ya que son uno de los ejemplos más hermosos del arte religioso popular andino. El recorrido finaliza, a última hora de la tarde con llegada a Cusco, conocida como el "Ombligo del Mundo", siendo, junto a sus alrededores, un lugar con sobrados atractivos para complacer a cualquier visitante. Asistencia, traslado y alojamiento en el hotel.

Día 7: Cusco
Día libre a disposición para recorrer esta mágica ciudad y los alrededores de la antigua capital del Imperio Inca, hoy llamada Cusco. En la ciudad, cabe destacar la Plaza de San Cristóbal donde se puede disfrutar de bella panorámica para continuar desde aquí hacia el Mercado de San Pedro, donde podrá sentir el ambiente y sabor local, conociendo más de cerca los productos cotidianos en este mercado que lo tiene prácticamente todo, abasteciendo a la ciudad completa. El Templo de Koricancha con toda su magnificencia, Recinto de Oro es su nombre en quechua y su fastuosidad aún se siente en sus paredes que alguna vez estuvieron totalmente revestidas de oro. La Iglesia de Santo Domingo, levantada, como otros edificios coloniales, sobre los muros de las antiguas edificaciones incaicas. Aquí se aprecia la superposición de las paredes rectas de la construcción colonial, sobre los muros inclinados del palacio inca. Desde San Blas, el barrio de los artesanos, se puede descender a pie por la calle Hatun Rumiyoc, para encontrar una de las piedras más famosas del mundo, la de los doce ángulos, conocida así ya que estas son las esquinas que presenta la roca incrustada en el muro del que fuera el palacio de del Inca Roca, hoy el Palacio Arzobispal. La Plaza de Armas, levantada sobre lo que en su día fue la principal plaza de los incas, centro neurálgico de su gran imperio. Aquí se encuentra La Catedral con tres naves, apoyadas en catorce columnas, albergando en su interior obras coloniales de incalculable valor. En los alrededores, cabe destacar la impresionante ciudadela de Sacsayhuamán, llena de colosales construcciones y rodeada de hermosos paisajes, fundida con su especial entorno. Con una triple muralla construida con enormes rocas, que incluso a día de hoy nos resulta imposible imaginar cómo se pudieron manejar, cortar, transportar y colocar estos enormes bloques de piedra, más aún, por lo que conocemos que en aquella época los incas no disponían de metales para cortar, tampoco conocían el carro, no disponían de bueyes, por lo que su construcción resulta aún más misteriosa. Por lo que puede verse, parece que en el interior del recinto había tres torres, dos cuadradas y una circular, de las que hoy solo queda la base. De la circular se dice que tenía las paredes forradas en oro, y que este era el lugar donde se aposentaban los reyes. Había también una fuente con abundante agua y los dos torreones cuadrados, se cree que eran para los soldados que guardaban la fortaleza. Aun así, la finalidad de esta magnífica construcción se desconoce, no se sabe a ciencia cierta si se trataba de un refugio, de un monumento o de un centro ritual. El centro adoratorio Incaico de Qenqo, es otro de los complejos que rodean la ciudad Imperial de Cusco. Se trata de un santuario ubicado sobre el cerro de Socorro, pero como otros centros, se ignora la verdadera finalidad de esta ciclópea construcción, bien podría utilizarse como un tribunal, un anfiteatro o la tumba de un alto personaje inca. Aunque parece ser que el centro se utilizaba como adoratorio y observatorio astronómico, donde resulta de un particular interés su graderío de forma semicircular y sus laberínticas galerías subterráneas, marcadas con canales en zigzag, así como su altar incrustado en la parte interna de una formación rocosa, trabajado con excepcional técnica. Aquí se encuentra también la atalaya de Puca Pucará, una construcción militar compuesta de grandes muros, terrazas y escalinatas, formando parte del conjunto defensivo del Cusco. Una excelente muestra de arquitectura militar que funcionó a la vez como centro administrativo, que invita a recorrer sus calzadas y pasajes por donde transitaron míticos personajes del imperio inca. Cerca de Puca Pucará, Tambomachay, es otro de los monumentos de notable excelencia arquitectónica, considerado uno de los pilares de la cosmovisión andina. La edificación fue totalmente construida en piedra labrada y está conformada por cuatro muros o terrazas escalonadas y adosadas al cerro, con una construcción de bloques de piedra perfectamente ensamblados.

Día 8: Cusco - Valle Sagrado - Cusco
Desayuno en el hotel y salida hacia El Valle Sagrado de los Incas. Valle muy apreciado por los incas, gracias a sus especiales cualidades climáticas y a la fertilidad de sus tierras, siendo uno de los principales puntos de producción agrícola. Irrigado por los ríos que descienden por las quebradas y pequeños valles; cuenta con numerosos monumentos arqueológicos y pueblos indígenas. Aun hoy se pueden apreciar las antiguas terrazas incaicas destinadas a la agricultura y la diferencia entre estas, ubicadas en las alturas, y las construcciones españolas coloniales, edificadas en las riberas del rio. La visita se inicia por el complejo de Awanacancha, un lugar donde se podrá conocer y alimentar algunos de los camélidos andinos, como son las llamas y las alpacas, además, los pobladores locales mostrarán sus técnicas de tejido y teñido de textiles tradicionales. Continuación para llegar a Pisac para pasear plácidamente por el pueblo colonial, descubriendo rincones auténticos, con algunos hornos de leña, en los que se elaboran unas típicas empanadas, tiendas de artesanía que ofrecen las prendas de tejido, de confección artesanal de lana a alpaca, así como otras manualidades. Tiempo libre para compras en el este mercado artesano y almuerzo (incluido) tipo buffet en restaurante. Por la tarde, continuación hacia Ollantaytambo, pintoresco pueblo continuamente habitado desde la época inca, donde se visitará el templo del mismo nombre, usado como fortaleza durante la resistencia inca y desde donde obtendremos imágenes de colección. A hora concertada, traslado nuevamente hacia el hotel en Cusco.

Día 9: Cusco - Machu Picchu - Cusco
Salida en tren para conocer una de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo, llegando a la estación de Aguas Calientes, donde se asistirá para subir al tren, que nos transportará ascendiendo por un intrincado camino que nos obsequia con una espectacular vista del río Urubamba, para llegar a la Ciudad Perdida de los Incas, Machu Picchu, que nos recibirá con sus increíbles terrazas, escalinatas, recintos ceremoniales y áreas urbanas, para disfrutar de este inolvidable día. Este es un lugar lleno de misterio, tanto por su especial ubicación, como por el escaso conocimiento que se tiene de su pasado. Si bien la construcción no alcanza la perfección y finura de los pulidos muros de otras ciudades incas, resulta impresionante por el lugar en la que se decidió su ubicación, perdida en entre altas montañas verdes, cuyo acceso aún hoy resulta complicado. En realidad es La joya de los Tesoros del Antiguo Perú, máxima obra incaica, siendo uno de los centros arqueológicos más famosos del mundo y el atractivo turístico más visitado en Perú. Un monumento a la divinidad, al parecer, construido con una finalidad religioso militar, la ciudadela estaba cercada por una gran muralla de 6 m. de altura, con construcciones de piedra granítica, con puertas y vigas de madera y techumbres de paja. No fue conocida por los conquistadores españoles por lo que se mantuvo oculta entre la vegetación, hasta principios del pasado siglo. Ingreso a la Ciudadela para seguir a través de una calzada inca y ascender atravesando lo que debió constituir la parte agrícola, con las impresionantes terrazas, hasta llegar al Intipunku o Puerta del Sol, la entrada a Machu Picchu del Camino Inca, donde se podrá disfrutar un tiempo para respirar la energía y sentir la mística que envuelve este lugar sagrado. A la hora concertada, se inicia la visita de La Ciudad Perdida de los Incas, el Machu Picchu, recorriendo sus calles, escalinatas y conocer los principales recintos. Centros ceremoniales y religiosos, como el templo del Sol, con los característicos muros semicirculares, o la Plaza Sagrada, rodeada de templos y a mayor altura que ninguna otra, o la Sala de Los Ornamentos, que pudo utilizarse para guardar objetos rituales. Edificios destinados a la realeza, como el Palacio del Rey que con un gran patio central daba acceso a las distintas salas. Pero también para recorrer las calzadas y escalinatas urbanas, como la Escalinata de las fuentes, por la que el agua desciende paralela a ella, o el Barrio Alto, formado por una serie de edificios y callejuelas paralelas escalonadas siguiendo la inclinación del terreno. Después de la visita guiada, se concederá tiempo libre para seguir explorando la ciudadela, para recorrer y descubrir los rincones de este enigmático y bello lugar. Almuerzo (incluido) en alguno uno de los restaurantes de la zona. A la hora acordada, regreso en tren hacia Cusco. Llegada y traslado al hotel. Alojamiento.

Día 10: Cusco - España
Desayuno en el hotel. A la hora concertada, traslado al aeropuerto para salir en vuelo regular de regreso a España. Trámites de facturación embarque. Noche a bordo.

Día 11: España
Llegada al aeropuerto de origen, fin del viaje y de nuestros servicios.

...Ver más

La oferta incluye

  • Vuelo de Ida y Vuelta.
  • 2 noches en Lima, 1 noche en Arequipa, 2 noches en Puno (Lago Titicaca) y 4 noches en Cusco.
  • Asistencia a la llegada y traslados de entrada y salida, desde el aeropuerto al hotel en Lima y viceversa en Cuzco.
  • Transporte en minibus o autocar, con aire acondicionado.
  • Traslados, visitas y excursiones mencionados en servicio compartido con guías locales en español.
  • Vuelo regular, clase turista Lima-Arequipa.
  • Estancia de 9 noches en los hoteles seleccionados(o similares) según la categoría elegida en régimen de alojamiento y desayuno.
  • 3 almuerzos en ruta (bebidas no incluidas), los días 6º, 8º y 9º, como se indica en el itinerario.
  • Excursión de medio día a las islas flotantes de los Uros.
  • Excursión de día completo, con almuerzo incluido al Valle Sagrado.
  • Excursión de día completo, con almuerzo incluido a Machu Picchu. Entrada en Machu Picchu: (No reembolsable)
  • Recorrido en bus turístico Puno-Cuzco, incluyendo visitas y almuerzo.
  • Tren Expedition o Inca Rail a Machu Picchu.
  • Guías locales en español e inglés durante las visitas.
  • Asistencia continuada por parte de nuestro agente corresponsal en el destino.
  • Servicio de atención las 24 hrs, por parte de nuestro propio centro de asistencia.
  • Seguro de viaje.

No incluye

  • Tasas de aeropuerto.
  • Early check-in, late check-out, bebidas durante las comidas indicadas, extras en los hoteles, gastos personales y lo no mencionado en el desglose de servicios.
  • Cualquier servicio no indicado como incluido en el capítulo anterior.

Información importante

  • Los alojamientos señalados son los previstos sujetos a disponibilidad y precios.
  • Oferta sujeta a disponibilidad de los servicios incluidos
  • Plazas limitadas

También te puede interesar...